English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Presiones arbitrales y Villarato

La teoría del Villarato que inventó Alfredo Relaño y que varios años antes de su instauración el propio director del Diario As se encargó de desmontar, ha llenado páginas y páginas durante el mandato de Joan Laporta como tabla de salvación para tapar las carencias del Real Madrid ante un Barça que con el bueno de 'Jan' no dejó de crecer deportivamente año tras año. Solo durante las dos Ligas que el equipo blanco ganó cuando Ramón Calderón era presidente (tras su dimisión fue directivo de la RFEF, pero esto no era transcendental pese a la 'casualidad') se apagó en cierta medida el debate, en parte porque aquel Barça no hubiera ganado las Ligas ni aunque se las regalaran por puro pasotismo.

Como decía, el Villarato sirvió para tapar una mala política deportiva del conjunto blanco durante muchos años. Joan Laporta era un auténtico despilfarrador y en cierta medida, un 'listillo' que posiblemente se enriqueció a costa de fichajes tan extravagantes como los de Henrique o Keirrison, pero indudablemente conocía sus limitaciones técnicas y jamás se interpuso en las decisiones de directores deportivos, secretarios técnicos, entrenadores y demás. Esto hizo que el Barça desarrollara en sus primeros años un modelo ganador y virtuoso para el primer equipo y en los últimos también para la cantera, donde los resultados comienzan a ser espectaculares.

Sabrán de sobra que el Villarato se basaba, decía Relaño (por algunos llamado Rebaño), en que ante la duda, se favorecía al Barça. El apoyo que Laporta dio al presidente de la Federación generaba una especia de deuda constante de la institución con el club blaugrana que hacía que el estamento arbitral tuviera mano ancha con las cosas culés. Algo grotesco pero que caló hondo por la profunda ignorancia y nula capacidad de análisis del aficionado medio español.

Pues bien, el Villarato, que fue un auténtico éxito de ventas, no tiene cabida alguna en la actual Liga. ¿Por qué?, preguntarán. Muy sencillo: Joan Laporta ya no preside el Barça y sus sustituto, Sandro Rosell, es declarado rival del ex-presidente. Vamos, que la Federación ya 'no le debe nada' al Barça.

En tales circunstancias, sería muy sencillo hacer sangre del inexistente penalti señalado a favor del Racing que despejó Valdés el domingo o del tanto mal anulado a David Villa. Dos jugadas, no olvidemos, que pudieron cambiar el sino del partido por completo; el Barça mereció un 0-3 en la primera parte y a punto estuvo de marcharse al descanso con 1-2.

Esta semana no habrán leído una sola línea haciendo alusión a que el cambio de presidencia culé ha cambiado el color del Villarato. Igual que me parecía una chorrada lo anterior, me parecería esto. Simplemente los árbitros son muy malos (el mejor de los españoles, Undiano Mallenco, quedó en evidencia durante el Mundial) y se equivocan y son fácilmente atenazables por el ambiente de las gradas.

Lo que sí se ha empezado desde el bando blanco, y en esta ocasión no precisamente por parte de la prensa (que no tardará en recoger el guante, no les quepa duda) es una campaña de presión hacia los árbitros. Jose Mourinho, el técnico portugués formado a la sombra de Robson y Van Gaal en el Barça, dijo el martes día 24, tras el Trofeo Bernabéu que los árbitros deben proteger a los artistas. Y el sábado 28 que el Barça juega en muchas ocasiones contra 10.

Llama la atención que lo diga el técnico que propició una de las cacerías más salvajes sobre el artista futbolísitico por excelencia, Leo Messi, en febrero de 2006. Entonces acusó a Messi de teatrero. También llama la atención que no haya nadie en la sala de prensa capaz de hacerle una pregunta al respecto. pero, en resumen, Mourinho ha comenzado una clara campaña de presión hacia los árbitros con el fin de que se sientan observados y evitar que los rivales saquen de quicio a su jugador estrella, bastante propenso a 'salirse de sus casillas'. Y, de paso, intentar que se extreme la dureza ante el Barça aprovechándose, precisamente, de esa 'sensibilidad' al ambiente de los colegiados.

Muerto el Villarato -aunque no descarto que lo hagan renacer- ha nacido la protección a Cristiano Ronaldo como arma. Armémonos de paciencia, porque oiremos hablar mucho de ello.

Gamón1984-Barcelonismo en sangre
Foto: realmadrid.com

8 Comentarios:

Anónimo dijo...

hala madrid!!! vamos a ganar la liga

Anónimo dijo...

visca el barça

Gabriela Miranda dijo...

¿Villarato? una chorrada más que se inventó "la caverna". Mira en esta primera jornada de la liga 2010-11 el árbitro pitó un penalty inexistente de Maxwell al Racing y después anulo un gol LEGAL a Villa. Queda todo dicho.

Saludos!

Juan Carlos dijo...

Creo que habría que documentarse con imágenes de TV desde los tiempos antiguos y ver a quien han ayudado más los árbitros en todas las competiciones, y ponerlo en todos los programas deportivos de una vez por todas para que se enteren los del Real Madrid de que va la historia.

FRANCISCO dijo...

estos de Madrid se crean un guión de una película llamada Villarato y lo peor de todo es que se lo creen. Ven fenómenos extraños donde no los hay, sólo ven los perjuicios a los equipos que se enfrentan al Barça obviando las que perjudican al propio Barça. Qué triste y rastrero para una prensa que cada día pierde más el norte.

Anónimo dijo...

La cosa es sencilla, lo que hay que dejar de hacer es no alimentar a sus medios, no entrar ni en as, ni en marca, ni poner la secta ni la cuatro.

david dijo...

Aún recuerdo la jornada de liga en la que el comité de competición perdonó la roja a Kameni y Albiol para que pudieran disputar sus partidos, si no recuerdo mal Xavi Hernández no fue perdonado ... y todavía se atreven a hablar de villarato!!! sin comentarios.

saludos

Anónimo dijo...

SOLO CREO QUE CADA UNO DE LOS JUGADORES PONDRAN
EL CORAZON EN CADA ENCUENTRO, ASI COMO LA TEMPORADA PASADA CON EL BUEN FUTBOL QUE POSEEN
Y LA CALIDAD QUE TIENEN, JUNTO A SU ENTRENADOR
PEP LO LOGRARAN

SALUDOS DESDE
GUATEMALA,C.A.

Publicar un comentario

ZONA CULÉ © 2007-2010

IR ARRIBA