English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Tres puntos muy psicológicos

Foto de Eduard Omedes, en EMD
Tiramos brevemente de tópico. Los tres puntos de ayer ante el Málaga suponen mucho más que su propio valor. Porque se han conseguido jugando a tope sólo poco más de media hora y dejando transcurrir el resto del partido para tomarse un descanso. Porque cuando hizo falta, tras el gol de Duda, el equipo se desperezó y volvió a tomar las riendas, marcando un gol que despejaba dudas y alejaba apuros. Pero, sobre todo, porque se aprovechó el tropiezo madridista en Almería para alejarse en la clasificación.

Lo importante cuando vas por detrás en una carrera es tener al rival a la vista siempre. Psicológicamente, es clave no perder la visión de su espalda, saber que lo tienes a mano si decides, y puedes, dar el apurón que te permite alcanzarlo y superarlo. El Madrid se agarraba tras la debacle del 5-0 a esa idea, a la evidencia de que pese a ir segundos, aún dependían de sí mismos, de que, manteniendo los dos rivales el mismo ritmo, la vuelta del clásico en el Bernabeu les permitía tener la posibilidad de sobrepasar al Barça.

Pues bien, esta esperanza, al menos de momento, la han perdido. Son ellos los que no han podido mantener el ritmo, inmersos en sus tradicionales dudas de juego de los últimos años, su dependencia de las genialidades de Cristiano Ronaldo y en la "crisis del 9", esa particular guerra en la que están metidos, donde, más que dirimirse la necesidad o no de un fichaje, parece que lo que se discute es la cuota de poder de Mourinho dentro del club.

Ahora no dependen de sí mismos, pues. Se ven obligados a esperar el fallo del rival. Que puede llegar, qué duda cabe. Aunque a veces no lo parezca, los artistas del Barça son humanos y fallarán alguna vez. Pero es que además los madridistas tienen la presión de que, aunque tal cosa ocurra, ellos no pueden volver a hacerlo. No pueden fallar otra vez.

Así que ayer hemos ganado, y terminamos con topicazo otra vez, mucho más que tres puntos. Hemos empezado a ganar la guerra psicológica. Y eso les debe hacer mucho daño, y a nosotros fortalecernos aún más. Que no se desaproveche la oportunidad.

Adeu i bona sort.
Leer más...

Mal asunto


Déjenme que hoy me inmiscuya en la prensa del corazón. El tema lo vale. La cuestión es que Shakira ha dejado a su marido, y todos los focos conducen, como no, a Gerard Piqué. La prensa se hacía eco hace algunos días de la noticia, y los numerosos rumores del “affaire” entre la cantante y el futbolista son ya más que conocidos.


Sport hoy lanzaba otra noticia sobre el tema. El futbolista había sido acosado por los paparazzi todo el día. Mala noticia sin duda para el FC Barcelona. Y es importante estar atentos al tema. Piqué debe desaparecer del mapa, evitar entrar en el juego y dejarles sin argumentos y pruebas a los que quieren asediarlo. Si lo hace todo continuará igual. Si no, corremos el peligro que el entorno perjudique al futbolista y, por lo tanto, al Barça.


Respecto al hecho de si le conviene a Gerard esta chica no entraré. No conozco personalmente a ninguno de los dos y por eso no estoy en posesión de poder opinar objetivamente sobre el tema. Que Piqué haga lo que quiera y que los demás le dejen en paz. Eso es lo único que me interesa. Por él y por el Barça.

Leer más...

¿Qué pasa con Bojan?


Bojan en la grada en un partido de Copa. A muchos nos extrañó la decisión de Guardiola. Hasta el momento Bojan era uno de los fijos de la competición, algo parecido a lo que sucede con Pinto.

¿A qué responde el descarte del otro día? Se especula con una gripe del de Linyola pero quizás la causa no sea tan puntual. ¿No será que Afellay le quita minutos? Como Pep normalmente hace jugar a Bojan de extremo ¿por qué no alinear otro jugador más curtido en esa posición? Afellay se adapta mejor al puesto y puede cumplir como sustituto de Pedro o Villa.

Bojan debe dar un paso adelante y seguir progresando. En esta temporada se le nota estancado y falto de chispa. Para disputarle un puesto a los tres titulares (Villa-Messi-Pedro) primero tiene que creer en sus facultades. ¿Lo hace? A veces le vemos ausente, perdido en el campo. No está respondiendo a las expectativas creadas.

Escoger el dorsal número 9 no le ha dado suerte. Lucir el 9 en la espalda implica gol y responsabilidad. ¿Puede asumirla? Va a rachas. Al final de la temporada se sintió arropado y fue fundamental en la consecución de la Liga de los 99 puntos. Se fue Ibrahimovic y vino Villa. Estando en el Barça siempre tendrá competencia y sólo la persistencia y la confianza en sus posibilidades le permitirá seguir triunfando en el club.

Saludos. VISCA EL BARÇA!

(fotografía propiedad de su autor)

Leer más...

Lo han vuelto a hacer


Dice el refranero español que "el hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra". Si extrapolamos esta frase al mundo de la prensa, y más concretamente a la deportiva, podríamos afirmar que "la prensa madrileña/madridista es la única que tropieza tres, cuatro... veces en la misma piedra". Esta semana lo han vuelto a hacer. Han picado a Messi. Así que más les vale prepararse.

Lionel Messi, el mejor jugador del mundo, el más joven de la historia en ganar dos Balones de Oro (con solo 23 años) es un animal competitivo. Le motiva la exigencia, se crece en la adversidad y, cuanto más se exige de él, más da. Contrariamente al que posiblemente es el segundo gran futbolista del momento, Messi incrementa sus prestaciones cuando hay más presión sobre él y es capaz de asimilar mejor las exigencias del grupo y actuar en consecuencia.

Por ello, aunque no marcó goles, en los derbis de final de año ante el Real Madrid y el Espanyol ofreció su mejor versión; retrasó su posición para generar superioridad en el centro del campo, se aburrió de repartir asistencias a sus compañeros y se puso el traje de Xavi para manejar el tempo del partido. Por eso es capaz, también, de marcar cuatro goles en un partido de cuartos de final de la Champions League.

Pues bien, de la misma manera que Messi se crece ante la adversidad, Leo tiene un orgullo y un amor propio increible que aumenta su auto-exigencia. Cuando alguien comete la osadía de poner en tela de juicio su 'trono mundial', Leo siente mayor hambre de gloria. Messi picado es muy peligroso, y la prensa parece no darse cuenta.

Aunque su crecimiento futbolístico ha sido constante desde que ascendió al primer equipo, en la carrera de Leo Messi se pueden establecer, sin genero de dudas, dos grandes momentos en los que su liderazgo, su ascendente sobre el equipo y sus capacidades futbolísticas dieron un salto cualitativo importante. Uno se produjo a partir de enero de 2009, cuando desplazó por completo a Eto'o y se convirtió en refrente ofensivo y goleador principal del equipo. Otro a partir de septiembre del mismo año, momento en que Messi pasó a ser un todo-campista, ofreciendo el repertorio actual de combinación, asistente, goleador, delantero, mediapunta, extremo...

Estos dos momentos coincidieron con decisiones importantes en lo táctico de Pep Guardiola, pero también con dos campañas de 'desprestigio' desde la prensa madrileña: en enero de 2009 nos intentaron convencer de que Robben estaba al nivel de Messi; en el verano de 2009 de que con la llegada de Cristiano Ronaldo a la Liga acababa el reinado de su Barça.

Esta semana hemos vivido la tercera campaña de 'desprestigio' hacia Messi. La concesión del Balón de Oro (me gustaría saber qué se diría si se lo hubiera llevado Ronaldo) al astro argentino ha sido aprovechado desde la prensa filo-madridista para catalogar la decisión de robo, tongo, injusticia, antiespañolidad... En resumen, que se ha intentado convencer a la gente de que Leo (porque nadie ha culpado a quienes votaban, las críticas se centran en el Barça y en la FIFA) era una especie de atracador que se ha llevado el premio por tirón mediático y, en ningún caso, por sus innegables méritos deportivos. Sin olvidar que nos quieren vender que el Balón de Oro va a dividir al vestuario, dicen.

Su primera respuesta llegó ayer en forma de 'hat trick'. En las próximas semanas volveremos a ver cómo Messi incrementa de manera exponencial su ya impresionante cuota goleadora. De esto se va a beneficiar el Barça y en otros lugares van a sufrir las consecuencias. Tranquilos, no será la última vez. Se les volverá a ocurrir algo para 'desprestigiar' a Messi. Nos le volverán a mantener motivado.

Foto: AFP/elmundo.es
Leer más...

Messi, ¿justo vencedor del balón de oro?


Después de la entrega de los premios, llega la reflexión y la pregunta que pasa por muchas cabezas (culés y ni culés) es si el jugador argentino es el justo vencedor del balón de oro 2010.
No voy a entrar sobre si es buen jugador o no, la muestra está en cada partido y el juego que hace con sus compañeros azulgranas. Además, la nominación de tres jugadores del Barça para la final, Iniesta, Messi y Xavi, ya es una victoria del barcelonismo.

A favor del delantero hay la Liga y la Supercopa de España que consiguió con la camiseta azulgrana. Lo mismo que sus dos compañeros de la final; aunque tampoco cabe olvidar que el Barça juega como equipo y es muy difícil sólo destacar a uno de sus jugadores. Sin embargo, Iniesta y Xavi pueden presumir de haber ganado el Mundial de fútbol, donde Argentina tuvo un papel algo secundario. Así que, bajo mi punto de vista, y a pesar de las maravillas de goles que ha dejado en la retina de los aficionados culés, quizá era el año en que se entendería que Messi no se hubiera alzado con este trofeo y hubiera ido a parar a manos de uno de sus compañeros de equipo. A pesar de esto, sigo diciendo que estos premios no sirven para nada, lo mejor que se podría hacer es darle una motosierra porque, de bien seguro, que reparte el premio con sus dos compañeros.

Leer más...

Ex aequo

Foto en Sport
Cuando era pequeño, me empezó a llamar la atención el uso de este "latinajo". A un crio como yo, como todos los crios amante del juego y la competición y siempre queriendo ganar, le parecía inconcebible que en un concurso, competición, campeonato o lo que fuera, no hubiera vencedores ni vencidos, que los participantes no estuvieran bien calificaditos, en un orden claro. La impresión que daba a mi alma infantil era que ante la imposibilidad de que ganara uno, se iba a la mediocridad de dar un premio a varios.

Pero para eso estaban los profes, claro. Los que nos explicaban que un ex aequo no era lo mismo que un empate. Un empate, nos decían, significaba que no ganaba nadie, la renuncia a la victoria, ninguno la merecía. Un ex aequo, que ganaban todos, todos tenían cualidades para la victoria, todos la merecían. De aquella decíamos o pensábamos... ¿y no es lo mismo?

Pues no, no lo es. El profe de latín nos recordaba que "empatar" tenía que ver con la palabra "pactar", que su vez venía de pax, o sea, paz. Cuando varios contendientes pelean continuamente sin que ninguno sea capaz de ganar, se pacta un acuerdo: nadie gana, todos quedan en paz. Empatan. El ex aequo es otra cosa. Ahí se destaca etimológicamente la igualdad entre los contendientes. Son todos igual de buenos.

¿A santo de qué todo este razonamiento rebuscado? dirán ustedes. Pues a que hoy, a cualquier culé al que le dé tiempo a pensar racionalmente, le debe dar igual a quién se le va a dar el premio FIFA Balón de Oro. A los nominados, a sus familiares y amigos más cercanso, si les debe importar, claro, dado el prestigio que implica el premio de marras. Pero al mero aficionado blaugrana, ya no. Por lo menos este año.

El Barça ya ganó ese premio cuando se hizo pública la lista de nominados y se pudo ver la misma como una confirmación a nivel de galardones de lo que era, siguiendo con latinajos, vox populi: que el Barça es la actual referencia mundial en lo que se refiere al fútbol, que se ha pergeñado un equipo de leyenda equiparable a muy pocos... el más reciente al que se le puede comparar es el Milan de finales de los ochenta, el de Arrigo Sacchi y sus holandeses, el último en revolucionar el concepto del fútbol... hasta que llegó el Barça de Pep. El último también, hasta ahora, que copó el podio del Balón de Oro.

Dirimir quien de los tres nominados se merece el premio ha ocupado minutos y minutos, páginas y páginas. Que si Iniesta por la repercusión mediática de su juego, que si Xavi por ser el director de dos orquestas muy bien afinadas, que si Messi porque nadie puede hacer sobre el terreno de juego lo que él hace... Pues miren, aunque uno tiene su corazóncito irracional con sus preferencias por uno de ellos, no lo voy a decir aquí (ya lo he hecho en otros foros, que conste). Porque mi mente me hace seguir despreciando estos premios individuales, y, en todo caso, si tuviera que elegir, racionalmente no podría. Los tres lo merecen, los tres han hecho méritos sobrados para ganarlo.

Así que lo que realmente me alegraría a este respecto es que hoy sonara la campanada y que al decir el nombre del ganador, dijeran los tres. Ex aequo. Nada de empates mediocres sin un ganador. Ex aequo. Los tres son ganadores.

No ocurrirá tal cosa, me temo. De hecho, ignoro si las reglas del premio permitirían tal situación. Pero me da igual. Para mí, los tres, Iniesta, Messi y Xavi, son los ganadores no sólo de un premio sin más. Son los representantes del mejor equipo del mundo. Aunque sólo uno recogerá el trofeo y se lo llevará a su casa, el auténtico ganador es todo el Barça.

Con eso me basta.

Adeu i bona sort.

Jordiasturies, Tant se val d'on venim
Leer más...

ZONA CULÉ © 2007-2010

IR ARRIBA