English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

¿Cuanta paciencia hay que tener con un jugador?

Foto Claudio Chaves, en EMD
Como aficionados a un equipo de fútbol, estamos obligados a creer en y apoyar a los nuestros. Se les supone profesionalidad y empeño, y si están ahí, hay que confiar en los técnicos que también les dan su apoyo, hay que pensar que por algo están, que algo hacen o han hecho.

El aficionado, sin embargo, hay que reconocerlo, no suele tener tanta paciencia. Puede dar un partido, dos como mucho, pero pronto empiezan unos cuantos a demostrar preocupación, cuando no ya directamente ira. Consideran estos aficionados que unos trabajadores con unos sueldos tan grandes deben demostrar cuanto antes por qué los ganan. Si no hay resultados pronto, empieza el runrún, y luego la desaprobación.

Por supuesto que el aficionado puede equivocarse. Durante unos cuantos años, y no hace tanto, de forma muy peyorativa se llamó a Xavi, ¡¡¡a Xavi!!!, "el funcionario". Se le recriminaba de todo, desde abulia hasta el no tener la calidad suficiente para estar en el equipo. Terminada la frustrante última temporada de Rikjaard, hasta bastantes le ponían en una lista de transferibles.

Por tanto, vistos los referentes, la paciencia es una buena virtud. Da tranquilidad a los jugadores el saber que su afición confía en ellos.

Ayer Bojan tuvo su enésima oportunidad de demostrar su calidad esta temporada, y por enésima vez el chaval se estrelló contra su angustia. Luchó y luchó, pero poco le salió bien. Y pasaban los minutos, y en su rostro se observaba la frustración. Acabó siendo sustituido, y la grada le despidió con aplausos. El aficionado sigue siendo paciente.

Y es bueno, porque el de Linyola necesita esa tranquilidad. Al final de la temporada anterior, en un gran sprint final, demostró lo que puede aportar al equipo: movilidad desde el extremo, llevarse las marcas de la defensa para crear huecos para sus compañeros. Incluso anotó goles. Pero a pesar de portar el "nueve" a la espalda, no le debe agobiar el no marcar. Algo que le está oprimiendo el alma, lamentablemente, como se pudo ayer ante el Levante, mostrándose demasiadas veces estático en el área, esperando ese balón que pudiera embocar, y que no llegaba, provocando junto a Villa un efecto embudo que durante demasiados minutos perjudicó al equipo.

Pero, si dejamos algún que otro foro cibernético con sentimientos exacerbados, el aficionado de la gradería del Camp Nou sigue teniendo paciencia. Porque confía en el jugador, o porque las cosas van bien y no es el momento de enmerdar el ambiente. Así que Bojan sigue teniendo margen. Tiene, además, la confianza de su entrenador, y un recién firmado contrato de renovación que le garantiza un futuro plácido.

Puede que le haga falta marcar un gol de esos decisivos, de los que abren el marcador o apuntalan un resultado para relajarse y demostrar su calidad real. Aunque, repito, no es lo más importante, porque por suerte el Barça tiene jugadores contrastados que cubren la faceta anotadora. Por eso, puede al joven Krcic le baste con un buen partido para recuperar sensaciones.

Entonces se tranquilizará, empezará a jugar mejor, y la paciencia del aficionado se verá premiada.

Que no decaiga, Bojan. Pero no te demores mucho más... Por si acaso.

Adeu i bona sort.

Jordiasturies, Tant se val d'on venim

7 Comentarios:

David dijo...

Bojan es un jugador muy joven. Lleva 4 temporadas en el primer equipo, aprendiendo de los mejores "9" del mundo (Henry, Etoo, Ibra...) y su margen de mejora es inmenso. Recomiendo paciencia.

saludos

Gabriela Miranda dijo...

Era muy de Bojan, pero ya no. Lleva ya muchas temporadas en el primer equipo y sigue sin demostrar nada. Lo mejor sería venderlo o cederlo.

Saludos.

africamaria dijo...

El problema con la cesión de Bojan es que en cualquier equipo acabaría en el banquillo, y no por calidad, que la tiene. Es un jugador muy blandito, físicamente (los centrales se lo comen sin necesidad de hacerle faltas), pero sobretodo mentalmente. Además él no acepta irse con lo que apunta a eterna promesa, una especie de Guti en blaugrana, con calidad, pero sólo para 3-4 partidos al año. Yo confio mucho más en la progresión de Jeffren, cuando pueda jugar 4 partidos seguidos sin lesionarse; y a ver que aporta Affelay.

Anónimo dijo...

Bojan comienza a impacientarse. Parece que las palabras de Guardiola no le son suficientes para aguantar otro año así. Él quiere jugar y es normal, pero tiene 20 años y aún le queda mucho por mejorar y que aprender. Yo entiendo que una cesión a un segunda o tercera fila de la Liga podría venirle muy bien, pues lleva mucho tiempo sin jugar una temporada regularmente, desde que estuvo en el B. Lo mejor sería eso

Anónimo dijo...

Los que lo critican no saben de futbol, comenzando por el poco tiempo que le dan y 20 añitos y lo que le falta por desarollas. Animo bojan a callar bocazas

elultimogol dijo...

Creo que hay que tener toda la paciencia del mundo, porque es un futbolista de la cantera, que ha demostrado cosas, pero sólo le falta tener regularidad. Es el suplente perfecto, porque es de los que calla.

Saludos!

Gamón1984 dijo...

el problema es que, no sé por qué, cada año necesitamos 'cargarnos' a algún jugador y ya muchos han señalado a Bojan. Su problema, estoy convencido, es de ansiedad. Pep sabrá solventarlo

Publicar un comentario

ZONA CULÉ © 2007-2010

IR ARRIBA