English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Contraataque y presión



El Barça ha completado una primera vuelta rondando la perfección en cuanto a resultados. Pero visto lo visto en el partido ante el Valladolid, lo que realmente importa, e ilusiona, es ver que el equipo va cogiendo el tono de campeón y los recursos necesarios para superar los escollos que los rivales le puedan poner. De seguir así las cosas, es cuestión de tiempo que se alcance el nivel de excelencia que se alcanzó durante la temporada pasada.

Ayer el valiente equipo pucelano salió dispuesto a merendarse a los culés con una presión adelantada agobiante. Ello le permitió disponer de una serie de oportunidades en las que un Valdés inmenso demostró una vez más sus hechuras de extraordinario portero. Con todo, el Barça no dio la impresión de equipo desarbolado que mostró ante el Valencia o en el primer tiempo ante el Tenerife. El Valladolid apretaba, sí, pero los blaugranas lograban superar la presión y elaborar jugadas con peligro.

Así transcurrieron los primeros veinte minutos, en un interesante toma y daca que tuvo final cuando en dos contras fulminantes y consecutivas los de Pep sentenciaron el partido. Esto era nuevo (o casi). El Barça sentenciando al contraataque. Un nuevo recurso que añadir a la lista. En dos jugadas rápidas, casi idénticas, con punto de partida en Xavi o Iniesta y continuación en una galopada de Alves, se ponía punto y final a las esperanzas pucelanas. Y lo mejor es que fueron dos goles espectaculares, aunque maliciosamente se podría decir que el segundo gol llegó gracias a un centro del lateral brasileño que se envenenó y sorprendió al portero vallisoletano… y al propio autor del gol, sin duda. Pero el primer gol es una jugada más para las videotecas, una jugada vertiginosa nacida de la inspiración de nuestros “bajitos” favoritos, alimentada por el pundonor de un Alves descomunal y culminada en una volea extraordinaria por nuestro mariscal…

El resto de la primera parte vio a un Valladolid que a pesar del mazazo no bajaba los brazos y seguía aplicado en su presión adelantada, a la que respondía una defensa segura y un Valdés concentrado, a la par que el Barça iba poco a poco instaurando el rondo y llegando a porcentajes escandalosos de posesión de balón. La segunda parte siguió por estos derroteros hasta que otra jugada por la derecha terminó en una asistencia de oro de Ibrahimovic para que Messi decidiera el partido… que en su media hora final fue prácticamente un monólogo culé, atemperando el ritmo para evitar ya desgastes innecesarios… y aún así, disponiendo de alguna oportunidad más de gol.

Notas:
Valdés:
sobresaliente; tremendo, inconmensurable. Si no llega a ser por su providencial presencia en al menos dos jugadas clave, la historia del partido habría sido diferente. Lo triste es que los buitres de turno esperarán su oportunidad para reabrir un debate al que no ha lugar…
Alves:
sobresaliente; extraordinario el brasileño, dueño y señor de su banda, eléctrico cada vez que cogía la pelota, certero en sus balones al área rival y ultramotivado ante los pitos de una grada que no entendió la celebración de su afortunado gol…
Puyol:
notable; pundonoroso y seguro como siempre, el capi firmó un buen partido, aunque a veces fuera demasiado impaciente en el comienzo de la jugada.
Piqué:
bien; alternó algún momento de los que le recordamos con alguna que otra inseguridad. Va mejorando, pero le queda aún recorrido…
Milito:
(suplente) bien; seguro y valiente, mostró que se va recuperando de su grave lesión. Acabará siendo una baza más que aprovechable en defensa.
Abidal:
notable; sin estar al excelso nivel del partido anterior, demostró con todo seguir en un momento dulce. Seguro en defensa, ágil y veloz al ataque, sólo le faltó atinar el pase final.
Keita:
bien; no jugó en su posición favorita, pero cumplió con creces.
Chygrynskiy:
(suplente) suficiente; estuvo pocos minutos, pero bastaron para que mostrara algún buen apunte y demasiados malos. Se le ve inseguro y nervioso.
Xavi:
sobresaliente; sólo por su participación en la creación y desenlace del primer gol, merecería los mayores elogios. Pero es que además controló como sólo el sabe el ritmo del partido y participó en todos los aspectos del juego. Sensacional.
Iniesta:
notable; qué pena que no tenga más acierto en el remate, porque en ese caso hablaríamos de un partidazo de Andrés, siempre aportando peligro cada vez que cogía la pelota.
Henry:
bien; tuvo mala suerte cara a la portería, pero se mostró más participativo de lo habitual. De todos modos, tendría que demostrar más para justificar su presencia en el once inicial.
Bojan:
(suplente) sin tiempo para demostrar nada.
Ibrahimovic:
bien; como Henry, mejora prestaciones. No tan estático como es usual en él, aportó movilidad a la delantera, aunque sigue negado en aquello en lo que más se le necesita, el gol.
Messi:
notable; no apareció tanto como en el es habitual, pero cuando lo hizo fue siempre el crack que necesitamos.

Lo mejor del partido en el José Zorrilla fue comprobar que el Barça sigue mejorando, en un camino donde el límite es el cielo… o la excelencia del año de las seis copas. Sigue siendo el mejor equipo de la Liga, a pesar de no estar aún a su máximo nivel. Eso debería bastar para sentirnos contentos. Y basta, no lo duden.

Adeu i bona sort.
Jordiasturies - Tant se val d´on venim

1 Comentario:

desde dijo...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

Publicar un comentario

ZONA CULÉ © 2007-2010

IR ARRIBA