English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Bolas frías, bolas calientes y el temperamento de Ibrahimovic


Todos a la expectativa. Se sortea el cuadro final de la Champions League, con los cuartos y futuros cruces en semifinales. En la perspectiva, el Santiago Bernabéu.

Ocho clubs pendientes de unas bolas. La suerte dictará sentencia. Sin creer en la temperatura real de las bolas (o creyendo...) algunos equipos prefieren evitar a otros. El Barça, como actual campeón, es uno de los cocos de la competición. El Manchester United también parte en la "pole position" en las casas de apuestas, siendo el Inter de Milán el tercero en discordia. El Bayern aún tiene peso en Europa y se le teme y quedan las incógnitas francesas (ojo con el Girondins y el sorpresivo Olympique de Lyon) y el frío procedente de Rusia (CSKA de Moscú). El Arsenal cierra la lista, con su juego vistoso y ¿poco competitivo? en las grandes citas.

El Barça puede reencontrarse viejos amigos. El polémico Louis Van Gaal, un Ribéry con futuro incierto, Cesc y su compromiso azulgrana y un elegante Blanc que no tuvo suerte como barcelonista. Y por supuesto el dúo Eto´o-Mourinho, garra y titulares a caudales.

Puestos a pedir: la vuelta mejor jugarla en el Camp Nou (en cuartos y en una hipotética semifinal) y a ser posible disputarla en el martes 6 de abril en vez del 7 para tener algo más de descanso antes del R.Madrid-Barça de Liga (presumiblemente será el sábado 10 de abril).

Antes de una lotería se suele decir "que la suerte nos acompañe".

El miércoles nos dejó el pase a cuartos y la duda de Ibrahimovic. Recuperamos a Henry, Touré y hasta al instinto goleador de Bojan pero podemos perder para "la causa" blaugrana el teórico estilete del club: Zlatan Ibrahimovic.

Según se nos advierte desde su círculo más íntimo, al sueco no le sentó nada bien la suplencia ante el Stuttgart. Le necesitamos. Como ha advertido Guardiola, el Barça precisa las mejores versiones de Ibrahimovic y Henry para conseguir títulos. El Camp Nou respondió con una cálida ovación a Ibrahimovic cuando salió a jugar. Bien por la afición, dejando atrás esos pitos que sólo sirven para enturbiar el ambiente. Ahora le toca responder a Zlatan, un futbolista que ha ido de más a menos en su etapa culé. Todos alabamos su rápida adaptación al estilo blaugrana pero en este 2010 parece otro. Le cuesta ver puerta, se pelea con los rivales y protesta al colegiado de turno. Relantiza el juego de ataque, a modo de embudo. La fuerza intrínseca del sueco debe ser reconducida. Pasar de la crispación a la motivación es una prioridad. El psicólogo Guardiola le ayudará.

Saludos. VISCA EL BARÇA!

(fotografía propiedad de su autor)

4 Comentarios:

Alba dijo...

Bueno, ya también me apunto al la frase que la suerte nos acompañe. Además, como no, todas las peticiones (día, campo a favor, etc) también las quiero. Ahora se tendrá que ver el morbo que le da el bombo y lo caprichoso que es.
Por otra parte, al psicólogo Guardiola se le acumula la faena; el que más trabajo le da: Zlatan Ibrahimovic. Esperemos que consiga sacar lo mejor del jugador sueco en este tramo final de temporada.
Saludos

David dijo...

Bueno, supongo que no nos podemos quejar, el Arsenal es un rival difícil pero superable. El factor campo (la vuelta en el Camp Nou) hace al barça un poco mas favorito.

Sobre Ibrahimovic decir que no me gustan los comentarios de su agente, si quiere jugar de titular que se lo gane, el Barça ya pagó lo que tocaba.

saludos

Sergio dijo...

Como habeis visto el sorteo? pensais que hemos tenido suerte? bueno en el hecho de jugar la vuelta en casa sí, pero en los emparejamientos creo que los mas perjudicados hemos sido nosotros.

carlos dijo...

por juego el peor ekipo ke nos podia tocar estos tambien tiene posesion y eso perjudica al juego del barça aun asi no ai escusas ni miedo el barça es mejor ke el arsenal pero es mucho mas un hueso ke una perita en dulce cuidao este ekipo juega sera mas chungo ganarle

Publicar un comentario

ZONA CULÉ © 2007-2010

IR ARRIBA