English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

La (supuesta) doble cara de Guardiola

Que Pep Guardiola iba a acabar siendo objeto de las iras era algo que nos habían venido avisando varios de los periodistas deportivos más prestigiosos del país (aunque cada vez menos, aún quedan algunos). El técnico de Santpedor logró en su primera temporada todos los títulos en juego y con un fútbol de leyenda, lo que genera envidias y rechazo en diversos sectores. Porque, no lo olvidemos, quienes se mofaban de su nombramiento por su falta de experiencia tienen una espinita clavada. Y también quienes reniegan de un deportista de élite culto, instruido y que lee poesía. En el fondo, nos gusta que los deportistas sean medio tontos de baba.

Como decía, a Pep se le iba a echar en cara lo más mínimo en cuanto fuera posible. Por eso, cuando Ibrahimovic completó sus tres primeros partidos con la camiseta del Barça (Manchester City, Athletic de Bilbao y Shaktar), más bien discretos, se cargaron las tintas sobre su decisión de prescindir de Eto'o. Cuando el sueco enlazó goles y goles nadie dijo "tal vez haya acertado", pero en cuanto Ibra ha caído en desgracia ante el marco, surge de nuevo el debate sobre Eto'o (del que, parece ser, nadie sabe o quiere saber que es suplente en el Inter de Milán y ha marcado la mitad de goles que el sueco). También se utilizó como arma arrojadiza al ucraniano Chygrynskiy, lo que ha obligado a apartarle de la escena pública para evitar que su carrera se hunda, y, cuando se pueda, se hablará de que está frenando la progresión de Pedro (al tiempo).

Viene todo esto a colación por la última estratagema para poner en entredicho la figura del entrenador de los seis títulos. Ahora resulta que Pep está nervioso (si no está usted de acuerdo da igual, las encuentas no le permitirán decirlo), que ha perdido las buenas formas. ¿Qué lo demuestra? Sus cinco expulsiones como técnico. Paparruchas.

Si analizamos con detenimiento sus cinco expulsiones, veremos que dos de ellas llegaron cuando era técnico del filial en Tercera (¿comenzó entonces a ponerse nervioso?), otra en el duelo de Champions ante el Bayern de Múnich, con 2-0 ya en el marcador (¿nervios?) y la cuarta en el encuentro ante Osasuna por protestar la roja vista por el joven Muniesa, a pocos días de la final de Roma y en un partido completamente intrascendente (¿¿nervios??). Tan solo la quinta y última, el sábado en Almería, podría deberse a una situación de tensión.

En el Juegos del Mediterráneo Guardiola protestó un (más que) posible penalti sobre Lionel Messi. Su error fue acercarse al cuarto árbitro y gritarle al pinganillo. Posiblemente, para que le oyera Clos Gómez. Seguramente, no con intención de engañarle, ¿por qué? Porque si el colegiado hubiera pitado la pena máxima por el grito de Pep, no hubiera sido necesario más que unas palabras del cuarto árbitro para cercionarle del error, acabando con Pep expulsado.

¿Son las quejas al colegiado una nueva extravagancia de Pep? Ni mucho menos. Si alguien vio hace diez días el reportaje sobre Guardiola que emitió TVE (a mi modo de ver, muy light por la falta de tiempo) recordará a Kiko explicando que cuando era jugador "no callaba" y que estaba todo el partido dando la murga al colegiado. De hecho, es el jugador culé con más expulsiones en primera (ocho) sin haber sido jamás violento ni haber dado una mala patada. Y tiene en su historial más de cien amonestaciones, más del 90%, estoy seguro, por protestar.

No, amigos, Pep Guardiola no tiene doble cara. Pep Guardiola ha sido, es y será muy pasional durante los partidos, lo que le impide en ocasiones controlar sus impulsos y le lleva a cometer errores. Pero no es un mal educado y, una vez concluidos los partidos, es respetuoso y comprensivo con la actuación de los árbitros. Más que buscarle tres pies al campo deberían intentar aprender de él. Mejor les iría.

Mientras tanto, Guardiola 'seguirá mostrando su doble cara'. No la de ser un tramposo o la de tener nervios, sino la de olvidar sus formas en el vestuario y sacar su lado más pasional. Y volverá a ser expulsado.

Gamón1984- Barcelonismo en sangre

7 Comentarios:

Alba dijo...

Totalmente de acuerdo, el Guardiola entrenador es idéntico al Guardiola jugador, la única diferencia es que está en el banquillo y predica con el ejemplo. El árbitro se equivocó como en muchas otras ocasiones y las protestas no son mayores que las de otros entrenadores, pero la diferencia rádica, como muy bien dices, en la envidia. Ojala que al final de temporada tape muchas bocas.
Saludos

Pep dijo...

Es verdad que la campaña de Madrid ha intoxicado y mediatizado la competición, pero les estamos haciendo el juego. La pregunta que yo lanzo es, ¿Se hicieron las cosas bien con la planificación de esta temporada? ¿Se hizo caso a Guardiola o actuó la directiva por libre? Porque creo que Pep quería a Villa

alvaro dijo...

vamos haber, por que no tenemos un poco de coherencia,pep es el mejor eso lo demostro ya el año pasado ,para mi en la jornada 3 cuando saco a un jugador no conocido x nadie,SERGIO BUSQUETS,que el madrid gane es lo normal,para eso han hecho esa inversion brutal,pero el barça sigue igual. esto se decide en 3 meses,veremos como gana pep otra vez, estoy seguro.

Sílvia dijo...

Hola!
Pep se entrega a su trabajo y encima es culé como todos nosotros. Siente los colores y los defiende tanto como entrenador como en su época de jugador.
Desde Madrid se le tiene ganas a Pep. Por ganador e ideología. Se le pasa factura por decir en una rueda de prensa "Catalunya es una gran nación". Algunos se molestan por hacer uso de un derecho democrático, la libertad de expresión.
En cierta forma me alegra que les moleste Pep. Eso significa que es un excelente activo para el Barça.
saludos
sílvia

David dijo...

Pep Guardiola es con diferencia el mejor entrenador de la historia del Barça. Estoy de acuerdo con Sílvia, molesta por que les da miedo.

saludos

La Croqueta Blaugrana dijo...

Ya saben a quien han de desestabilizar para hundir a este Barça. No lo conseguirán porque la mediocridad de sus teorías y de sus instrumentos les condenan al fracaso. Además Pep es mucho Pep.

Persistirem.

Anónimo dijo...

estoy de acuerdo con los comentarios..pep es pep guardiola,como jugador,y como entrenador..que reclame es justo,,los otros equipo pegan patadas,para detener a messi.o hacen faltas y setiran atras para defenderse...lo que sucede que la envidia por los 6 titulos,,se transforma en difamaciones y mentiras..pep representa la masia,al barca.su ideologia triunfadora,,y el ultimo y perfeccionado estilo de juego..juego completo...que mas testimonio que los 6 titulos..aparte los 7 campeones del mundo formados en camp barca masia..mientras alla amor al club,la pasion se desbordara en trabajo,sacrificio...podremos fallar alguna vez,,pero eso solo servira para ser mejores,,visca barca,visca pep...a triunfar otra vez..

Publicar un comentario

ZONA CULÉ © 2007-2010

IR ARRIBA