English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Formas y "formas" de calentar un clásico

Foto en Deporteacción, © AFP/Getty Images
Ya estamos casi, y sin embargo, todavía no nos queda nada... Llevamos más de un mes hablando del clásico, dándole vueltas a fechas, declaraciones, comparaciones... Y ahora, por fin, lo tenemos ahí. A una semana. A tiro de piedra, vaya. Pero mucho me temo que en un efecto espacio-temporal que seduciría al mismísimo Einstein, el tiempo se nos va a hacer larguísimo en esta semana. Va a estirarse como un chicle interminable.

Volveremos a oir las mismas declaraciones huecas. Vanas o humildes, pero sin más contenido que el que ya conocemos. Seguiremos leyendo titulares rimbombantes pero huecos de sentido. Se nos va a hacer eterno el leer o escuchar siempre lo mismo, lo que ya sabemos. Va a ser tan larga la espera, tan inacabable el tedio, que incluso la normalmente interesante Champions, ese caviar del fútbol, se supone, es esta semana un estorbo. Un trámite que hay que pasar camino del cainita enfrentamiento de los dos grandes de la Liga. Y eso que para uno de los protagonistas va a haber un partido esencial en Atenas...

Se nos dice que el primer clásico de esta temporada se presenta "caliente". Crispado, incluso. Puede que tengan razón. También se dice que la principal razón es un Madrid más lenguaraz que nunca, encarnado en la dupla Mourinho-Cristiano Ronaldo, avivada además por un entorno mediático chuleta, manipulador, hasta provocar arcadas. Y aunque uno está de acuerdo en que la actitud barriobajera de algunos merengues y sus palmeros no contribuye precisamente a la creación de un buen ambiente, no piensa que sea la única, ni siquiera la principal, causa de la alta temperatura de este partido.

Y es que hay formas y "formas" de calentar un partido de fútbol. Unas son despreciables y pueden tener consecuencias imprevisibles, pero otras son inherentes a la idiosincrasia del deporte y puede que hasta lo embellezcan. Me refiero al hecho de que, por ejemplo, dada la bipolarización del balompié nacional, cada enfrentamiento entre Barça y Madrid va adquiriendo cada vez más un tono de final. Visto que cada vez va a ser más difícil que alguno de estos dos equipos falle ante el resto, el que salga líder del encuentro va a verse reforzado, con una inyección de optimismo, euforia casi, que le lleve hasta lo más alto, mientras que en el que el que quede segundo se verá asaltado por dudas y miedos. En este partido no se juega ya sólo la honrilla de vencer al eterno rival; no, se juega la supremacia, el liderazgo. Y este aspecto deportivo ya por sí solo basta para calentar el encuentro.

Y, puestos a echar más leña al fuego, desde el punto de vista meramente deportivo me encanta también lo que han hecho los dos grandes en la jornada previa a la primera "final" de la liga. Golear a sus rivales, presentar sus poderes. Si los ocho goles culés al Almería, algunos de ellos obra de arte futbolística, eran una inmejorable tarjeta de visita que presentar en el Camp Nou el próximo lunes, el Madrid presenta otra tarjeta, cinco goles a un rival coriáceo que además no jugó tan mal, lo cual da fe de la demoledora efectividad merengue. Así que vamos a ver, además, el enfrentamiento entre dos conceptos de juego, el tiqui-taca blaugrana contra la verticalidad madridista.

Eso sí es "calentar" bien un partido, el que los futbolistas hablen sobre el terreno de juego. Luego, ellos y sus técnicos, mejor estén calladitos para no estropear la buena temperatura conseguida. Pero me temo que no ocurrirá, que la infame, voraz, sucia, maquinaria mediática necesitará de titulares sonoros para abrir noticiarios y encabezar páginas, y por ello buscará las cosquillas a los protagonistas, que, por desgracia, demasiadas veces son de risa fácil... y luego vendrán las hipócritas quejas contra la crispación producida, claro.

¿Qué hacer, pues? Si es posible, encerrarnos en una burbuja, no leer prensa, no escuchar radio ni televisión deportiva hasta el próximo lunes, donde el duelo de gigantes está servido. Lo suficientemente calentito ya, sin necesidad de que gentuza de medio pelo aporte su granito de arena.

Nos espera, ojalá, un partidazo. Que nadie nos lo ensucie.

Adeu i bona sort.

Jordiasturies, Tant se val d'on venim

8 Comentarios:

leonés dijo...

Que llegue pronto el 29 para que el Barça le baje los humos al Madrid que están muy crecidos. Además al fin y al cabo las figuras madrileñas son de paises a los que la selección española alias Futbol club Barcelona, se los pasó por la piedra. Ánimo Barça el lunes 29 se juega otra vez el Portugal España, pero esta vez España tendrá un entrenador de verdad. Hala filósofo, gánale al canalla.

Anónimo dijo...

el Mardid claudicara en el Camp Nou,el barça se lo came seguro,100% segur

Anónimo dijo...

Que pases una Feliz Navidad y mejor año 2011..."Clic Aquí"

Gabriela Miranda dijo...

Lo que debemos de hacer los culés es pasar de las declaraciones que hagan desde Madrid. Lo que más les molesta a los chulos de la meseta es que no les hagan caso y eso es lo que debemos de hacer.

Saludos.

Anónimo dijo...

para el Madrid se acerca una revalida. Cualquier entendido de futbol sabe que el Madrid juega como el Chelsea y el Inter en la etapa de Mou. No hay nada nuevo en este Madrid salvo los actores. Será interesante ver al Madrid contra un equipo que le negará el balón aunque ya pronostico, que será el contraataque el arma de este Madrid, algo que está a favor de los de Guardiola, acostumbrados a jugar así contra equipos pequeños.

wear dijo...

El señorío del Madrid ya sólo lo recuerdan los más viejos del lugar, los mercenarios lo tiraron por la cloaca...

Un Crit Valent! dijo...

El falso señorio del Madrid estaba amparado y defendido, tanto por la prensa, como por los estamentos políticos.

David dijo...

El Barça y su entorno tiene que pasar de todo, centrados únicamente en jugar al máximo nivel y no entrando al trapo, el próximo lunes el rival no es Mou, es el Real Madrid.

saludos

Publicar un comentario

ZONA CULÉ © 2007-2010

IR ARRIBA