English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Todos contra Rosell

Joan Laporta acaba su mandato y ha comenzado la campaña electoral para suceder al que ha sido, deportivamente, mejor presidente de la historia del Barça. Hay varios candidatos, que se afanan en lograr las firmas necesarias, y aunque aún faltan varios días para la votación, ya se vislumbra que el proceso va a ser poco menos que lamentable.


Porque, como digo, Laporta es en cuanto a títulos (y no solo en fútbol) el mejor presidente del Fútbol Club Barcelona en sus 110 años y medio de historia. Ha sumado más títulos que nadie, ha conseguido aglutinar bajo su mandato tres equipos legendarios (el de Rijkaard, el de Pep Guardiola y el de Xavi Pascual en baloncesto) y ha apostado por una serie de entrenadores de la casa que aseguran la pervivencia del modelo exitoso durante un tiempo. ¡Ojo! He dicho el modelo, no los éxitos, que se deben conseguir trabajando en buena sintonía, pero a partir de ese mismo modelo.

Pero, sin lugar a dudas, su mandato ha sido un fracaso total y absoluto en lo institucional. No me refiero con esto a la chorrada esa que se escucha en la capital, especialmente de la boca de José Ramón de la Morena, de que "el Barça ha perdido una oportunidad histórica de convertirse en el equipo de los españoles". Porque, si quien dice eso se pasa por cualquier colegio o se da un paseo por cualquier calle, verá que cada vez hay más niños del Barça y que cada vez se ven más camisetas blaugranas. Y ya no digamos si salimos al extranjero, donde directamente ni se sabe quién es Laporta, pero sí Xavi, Messi e Iniesta. Eso se logra con un equipo atractivo visualmente, exitoso en Europa y con una imagen de trabajador alejado del divismo. Sí, es posible que alguno decida hacerse madridista, o se desengañe de su sentimiento culé por lo que pueda decir Laporta, pero quienes hacen culés son los jugadores y Guardiola. Igual que hacen madridistas Raúl, Cristiano Ronaldo y Kaká, no Florentino Pérez.

Como decía, si en lo deportivo Laporta ha triunfado, en lo institucional ha fracasado con estrépito. Ahora que él no puede presentarse, la lista de candidatos responde a un claro perfil: ex-compañero de Junta de Laporta descontento en algún punto. Todos han estado a su lado, peor ninguno quiere que se le relacione.

Si Joan Laporta se volviera a presentar, por mucho que genere discordias, sería el favorito número 1. Pero, por una extraña razón (en el fondo, lo que representa como persona, el uso que ha hecho del club solo se sustenta con títulos), nadie quiere concurrir como 'sucesor' porque saben que significaría cavar su propia tumba. Y ahí la lista es amplia. Tenemos desde Jaume Ferrer, que seguía siendo haca una semana vicepresidente y al que Laporta, después de no hablarle durante meses, ha nombrado continuista; tenemos a Benedito, que fue compañero del Elefant Blau contra Núñez; a Marc Ingla, en compañía de Ferrán Soriano, que dejaron el club tras la moción de censura; y a Sandro Rosell, que fue el primero en 'abandonar' al presidente por claras discrepancias.

El favorito, y si no pasa nada extraño, el futuro presidente es precisamente Rosell. Durante cuatro años se ha consolidado, con gran perspectiva de futuro, como el gran enemigo de Laporta y en los últimos meses ja sido el único que se ha molestado en dar a conocer su programa, más o menos realista. Es el que más reniega de Laporta, sin medias tintas. Y es el que todos temen. Porque, de hecho, Benedito, Ingla y Ferrer no han sido capaces aún de hacerse oir en ningún lado, resulta imposible saber qué pretenden aportar de nuevo al club. Han centrado su campaña en desprestigiar a Rosell, acusarle de corrupción, de intervencionista, de pactar con los Boixos Nois. Rosell, mientras tanto, intentaba mantenerse al margen, pero llegaba al punto ha caído en la trampa ante tanto ataque y se limita casi en exclusiva los últimos días a anunciar querellas y demandas.

Una situación grotesca en la que Laporta colabora no ya mostrándose partidario de un candidato o de otro, sino haciendo la guerra por su cuenta contra Rosell. La campaña se ha convertido en un lamentable "todos contra Rosell" que pone el triste colofón a un mandato de éxitos deportivos y fracasos en las relaciones públicas. Una pena.

7 Comentarios:

David dijo...

Joan Laporta a perdido los papeles, sus ataques a Rosell estan fuera de lugar, el presidente debe mantener imparcialidad durante todo el proceso. Si quiere hacer campaña solo tiene que presentar su dimisión y dejar el club en manos de una gestora.

Los dos posibles rivales de Rosell (Ingla y Ferrer) se van a quitar votos entre sí, facilitando aún más el favoritismo de Sandro.

La presentación de firmas ha sido el primer golpe, viendo la ventaja obtenida parece difícil que pierda.

saludos

Sílvia dijo...

Hola!
Estás elecciones están sacando lo peor de cada uno de los precandidatos (ahora candidatos). Como no se puede discutir el aspecto deportivo, ataques personales sin tregua.
Saludos
sílvia

Gabriela Miranda dijo...

Bueno, yo aún no tengo favorito (cosa que no me pasaba en el 2003) ya que ninguno ha explicado detalladamente su proyecto. Esperaré hasta entonces.

Saludos.

La Croqueta Blaugrana dijo...

Realmente es como expones. Sería un todos contra Laporta si pudiese presentarse pero el caso es que el mejor situado es Rosell y los demás irán a muerte a por él.

La campaña será dura y vergonzante pero lo superaremos y de aquí a un mes nadie recordará a estos sujetos ni sus declaraciones. Lo que verdaderamente nos va es el deporte y este trago lo pasaremos lo mejor que podamos.

A ver si hay suerte y las propuestas de todos los candidatos llegan igual de bien a todas partes, que socios hay miles fuera de Catalunya.

clipart dijo...

Soy simpatizante del Barça que no socio, yo personalmente no votaria a Rosell, y me explico: lo primero de todo no ha hecho ninguna referencia al proyecto, porqué no dice a las claras que no cuenta con Txiqui?, está claro que no se hablan. Creo que adopta una posición distante, incluso de caerse a una piscina y salir seco, vamos que no se moja. También creo que esté relacionado con el fútbol, no tiene porqué intervenir en fichajes y demás, espero dejen esa labor al área técnica, que para eso estan... es sólo una opinión

Anónimo dijo...

no entiendo que un futurible candidato del barsa diga que prefiere que gane brasil a españa creo que esto aunque el no se sienta español es un desprecio a los jugadores barsa que estan defendiendo esta camiseta y si no se cree reprensentante del futbol español que juege el barsa la liga brasileña

Alba dijo...

La verdad es que es lamentable que un candidato base su campaña electoral en atacar una y otra vez a otro candidato sin pruebas ni demostrar nada, sino por el hehco de desacreditar a la persona (que conste que no soy socia del Barça y, por lo tanto no podre votar). Lo que tendría que hacer cada uno es explicar su proyecto y dejarse del resto; sólo de esta forma conseguiran ganar.
Saludos

Publicar un comentario

ZONA CULÉ © 2007-2010

IR ARRIBA