English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Los desprotegidos

Están desprotegidos, claramente. No de la violencia descontrolada, sino de algo peor aún: de la inconsciencia. Porque veo la foto de la escalofriante entrada de Ujfalusi y lo que más me preocupa no es que el jugador checo entrara a Messi con la intención de lesionarle. Voy a romper una lanza no sólo en favor del futbolista atlético, sino de todos ellos. Nadie quiere causar lesiones.

Pero ahí acaban las lanzas rotas. No acuso a Ujfalusi de violencia. Pero sí le acuso de inconsciencia. Le acuso de no medir las consecuencias de su entrada, de darle igual lo que pudiera pasar. El que no hubiera mala intención, pero sí nula consideración. Como la del conductor que se pone a doscientos por la autopista; quiero pensar que éste no quiere matar a nadie, pero le da igual: lo que le importa es llegar pronto, o fardar de coche potente, sin importarle una mierda los demás.

Veo al rojiblanco destrozar el tobillo de Messi mientras mira al frente, como si la cosa no fuera con él, y sé que no buscó las piernas del jugador blaugrana. Pero entró con todo, y a por todas, con esa idea del "vale todo" con tal de cortar la internada. No hubo violencia desmesurada, y por eso en las primeras imágenes la entrada no parecía para tanto. Parecía una zancadilla sin más, en el fragor de la lucha en los minutos finales de partido. Pero luego vimos que no fue esa zancadilla sin más... y la suerte, para el sentido de la justicia, es que el árbitro vio rápidamente lo que la mayoría no habíamos visto de salida y sancionó sin piedad, con roja directa.

Pero era tarde para el tobillo del argentino. Como lo fue para el de Cristiano tras el hachazo del francés Diwara el año pasado, o para el Kun tras el recadito de Gurpegui hace una semana o la entrada de Figo al jugador zaragocista hace unos años... No hay intención de romper al rival en esos jugadores, claro que no. Pero quieren cumplir con su labor defensiva, a toda costa, sin hacer prisioneros. Y contra eso no hay protección que valga.

No mientras muchas entradas queden impunes porque el árbitro ponga por delante dicha inintencionalidad, sin castigar como se merecen las consecuencias de la acción. Ayer el árbitro Borbalán lo hizo, y hay que felicitarle. Pero otros compañeros suyos no. Es más, el propio Borbalán fue demasiado permisivo con otras entradas colchoneras, sobre todo sobre Iniesta...

No hay protección posible, añado, mientras cierta prensa, de uno y otro "bando", sólo se indigne cuando la víctima es "uno de los suyos", mientras que si es "uno de los otros" mire a otro lado o como mucho hable de "circunstancias del juego". Hay que reconocer que hoy, al menos, la caverna se ha portado como debiera hacer, y destaca en titulares y portadas la salvaje entrada de Ujfalusi... Por una vez, bien hecho... pero... ¿cuántas otras veces ellos -o sus colegas de los panfletos culés- han callado y no han denunciado nada?

En resumen, los jugadores, y no sólo los cracks, las figuras, están desprotegidos ante su propia inconsciencia. Ante este fútbol, apoyado por las enardecidas masas y bendecido por los medios, que exalta el resultado y el forofista apoyo a sus equipos, por encima de otras cuestiones. Y mientras no se denuncie unánimemente la inconsciencia, la falta de escrúpulos, y se castigue siempre que se produzca, la situación no cambiará.

Los jugadores seguirán desprotegidos.

Adeu i bona sort.

Jordiasturies, Tant se val d'on venim.

9 Comentarios:

fermin dijo...

La culpa no es de los Ujfalusis de turno,la culpa es de los árbitros y del comité de disciplina,que ahora le pondrán tres partidos,apelarán y se quedarán en uno o dos.Si los violentos supieran que por una entrada de este tipo te quedabas dos meses en casa,ya se lo pensarían mejor.Hay que proteger a Messi,a Cristiano y a todos los jugadores de este tipo de "alimañas"

Anónimo dijo...

La entrada es una salvajada, va a cazarlo en su pierna de apoyo y le engancha bien el tobillo. Jugadores así no interesan en nuestra liga.

claster dijo...

como aficionado al futbol simplemente decir recuperate pronto, q pasaria si le rompe el tobillo y nos deja sin poder disfrutar del q dentro d unos años puede ser el mejor jugador d la historia, nos dedicamos a pelearnos q si madrid q si barca, pero lo q realmente estaba en juego es quedarnos sin poder disfrutar de un genio.

Anónimo dijo...

Lo importante no es que si lo hizo con mala intención u otra cosa,lo cierto es que Messi está lesionado,eso es triste y muy malo de parte de un compañero de profesión,este Ujfalusi debe revisarse como juega,para que no siga dañando a sus compañeros,tuvo una mala acción y punto...El o los árbitros deben tomar medidas al respecto,el comité igualmente debe tomar medidas severas en contra de este tipo de juego,pero no un partido o dos...por lo menos el resto de la temporada..así los carniceros que los hay y muchos tendrían su pago,hay que hacer algo y urgente......???????

Gamón1984 dijo...

Yo tampoco creo que quiera lesionarle, como dices. Si quisiera hacerlo, no esperaría al minuto 92. Es la reacción de un tío que ve que el partido se le escapa, no ha frenado a Messi en todo el partido y se le cruza el cable. Les pasa a muchos, también a los nuestros en ocasiones. pero es cierto, para evitar que esa 'enajenación mental transitoria' suceda tan a menudo hay que tener mano dura.
No queda otra, por el bien no de Messi, del Kun o de CR, sino del fútbol.

misturas dijo...

Mala suerte es ir a darle una patada al balon y que en el ultimo momento alguien ponga la pierna. Entrarle a alguien con los tacos por delante es ir a hacer danho. TODOS los que alguna vez jugaron al futbol a nivel competitivo (cualquier equipito de chavales, vamos) sabe cuando se entra para hacer danho y cuando no.

Anónimo dijo...

ha Ujfalusi deberian sancionarlo o algo peor asi no se entra

Anónimo dijo...

NOP ESE MAN ES UNA MIERDA PAR FUTBOL VAMOZ MESSI ERS EL MEJORRR POR SIEMPRE

Anónimo dijo...

hijueputa ese mal parido casi mata a messi lo voy a matar

Publicar un comentario

ZONA CULÉ © 2007-2010

IR ARRIBA