English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Por un puñado de centímetros

La polémica (falsa en su concepción e indigna en su desarrollo) sobre una decisión arbitral que afecta al Barça, en este caso, la no invalidación de un gol por un supuesto fuera de juego ha abierto una nueva caja de Pandora de teorías conspiratorias y debates sobre las hipotéticas ayudas arbitrales al equipo blaugrana... y es una pena que se pierda el tiempo en tales estúpidas disquisiciones, porque se podría haber aprovechado la ocasión para debatir la utilidad de la regla del fuera de juego. Una nueva definición de la misma, o, al menos, que se permitiera de una vez por todas el uso de la tecnología para dirimir jugadas dudosas, haría posible que desaparecieran de una vez todas las discusiones y polémicas...

La cuestión es que lo que aquí se discute es la posición del delantero culé Pedro, que puede estar en posición ilegal o no... por un puñado de centímetros. O sea, que si el árbitro acertó, tomó la decisión correcta en cuestión de segundos, desde una situación en el campo con mala visión... y tuvo suerte, porque el tinerfeño estaría en posición correcta por poco. Y si se equivocó, el error sería también por escasos centímetros. Por un puñadito de centímetros. ¿Merece la pena cortar una jugada atacante cuando tienes dudas, cuando el fuera de juego es cosa de una pequeñísima distancia?

Aquí los defensores de la legalidad dirán, y posiblemente con razón, que si el jugador estaba en fuera de juego por centímetros, la ley es la ley y hay que aplicarla. Pero, ¿y si no lo estaba? ¿Y si el árbitro, en su celo por aplicar el reglamento, se equivoca? Entonces habría cortado una jugada perfectamente legal...

Aunque no lo parezca, la regla del fuera de juego tiene en su origen una función claramente ofensiva. Al prohibir que un jugador esté permanentemente por delante de la defensa rival, se evita que los equipos planteen tácticas defensivas cerradas, en las cuales tendría que haber siempre un jugador o más pendientes de controlar a rivales cercanos al área propia... Al existir esta regla, un equipo, cuando juega la pelota, puede ocuparse de montar la jugada sin preocuparse de defender al mismo tiempo a contrincantes adelantados...

Pero héte aquí que la aplicación estricta de esta regla la mayoría de las veces va en contra del espíritu de la misma, al cortar situaciones ofensivas por cuestión de unos miserables centímetros... eso por no hablar de las veces que se cometen errores, en un sentido u otro, ya sea señalando la infracción cuando no la hay o no haciéndolo cuando existe. La regla se convierte de repente en castigo de las jugadas ofensivas rápidas y deviene pasto de polémicas la mayoría de las veces injustas.

Son muchos los que hace tiempo que abogan por la incorporación de la tecnología al arbitraje, y es posible que sea una solución. Esto choca con las intenciones de los dirigentes futbolísticos, que saben que el fúbol no es un deporte que permita tantas pausas como otros donde sí se aplican esas tecnologías, y en aras de una vitalidad mediática, se niegan una y otra vez a aceptarlas. Parar el juego para dirimir las jugadas dudosas mediante grabación en vídeo o consulta a un árbitro que estuviera viendo el partido en un monitor de televisión es anatema para los capitostes del balompié...

Hay aficionados más radicales que abogan por la desaparición de la regla del fuera de juego, algo que, como he explicado por ahí arriba, iría en detrimento de un fútbol más ofensivo, aunque, evidentemente, haría desaparecer gran parte de los problemas reglamentarios en un partido. Sin embargo, uno preferiría una solución intermedia, basada en una relajación de la regla.

Si admitimos, y esto es fácil hacerlo, que en los fuera de juego "por un puñado de centímetros" no hay voluntariedad en el jugador infractor de sacar provecho de su situación, si no que más bien está jugando al límite de lo que le deja el reglamento... ¿por qué no limitar la señalización de fuera de juego a las posiciones claras, aquellas en las que claramente el infractor puede tener la intención de beneficiarse de su posición ilegal? Si la posición de fuera de juego desaparece cuando atacante y último defensor están "en línea"... ¿por qué no pasar esa línea pongamos un metro más adelante, por ejemplo?

Reconozco que esto sería dificil de poner en un reglamento (¿se podría redactar que el fuera de juego se da cuando el atacante está completamente por delante del último defensa, o a partir de un cuerpo de distancia, por ejemplo?), y que posiblemente lo que estaríamos haciendo es pasar las situaciones difíciles un metro más hacia adelante (el jugador que estuviera en fuera de juego por un metro y tres centímetros lo seguiría estando por "un puñado de centímetros)... pero también es verdad que desaparecerían las dudas del árbitro (y las polémicas) cuando dos jugadores están a la par más o menos y se beneficiaría un poco más el juego de ataque.

No sé, puede que mi "solución" sea muy patatera e irrealizable, y me gustaría que hubiera cierto debate al respecto, saber qué piensan ustedes... Porque entretanto, jugadas como la de Pedro el pasado sábado, y tantas otras, seguirán siendo objeto de discusión y dudas, y, lo que es peor, pasto de forofos y fanáticos.

Adeu i bona sort.

TANT SE VAL D´ON VENIM

12 Comentarios:

La Croqueta Blaugrana dijo...

para mi la solución está clara: soy firme partidario del video en situaciones como esta. Se deja terminar la jugada y si hay dudas se revisa.

A lo sumo habrá que parar el juego 5 o 6 veces durante un partido y vale la pena. Son menos veces de las que se acaba parando por falsas lesiones y perdidas de tiempo voluntarias.

A pesar de ello la jugada de Pedro ha de darse como buena ya que si existe posición incorrecta es inapreciable en ese momento y la recomendación FIFA manda no perjudicar al equipo que ataca. Fin de la polémica y los de La Gran Mnetira que trabajen para manipular otra jugada que esta les ha salido el tiro por la culata.

David dijo...

Estoy de acuerdo con Alfons, el vídeo ya tarda en hacer acto de presencia en el mundo del fútbol. Nos ahorraríamos muchos debates tontos y se aplicaría el reglamento tal y como es.

saludos

David

Gamón1984 dijo...

Personalmente no estoy de acuerdo con el uso del vídeo. En esta jugada en concreta no sería posible determinar si es fuera de juego o no por mucho que se repitiera la acción...

También reconozco que no estoy de acuerdo con un cambio en la regla del estilo al que propone JordiAsturies, la polémica sería mayor, y, de hecho, creo que en la propia norma del fuera de juego está implícita esta cierta ventaja para los fuera de juego dudosos; con ánimo de favorecer el espectáculo el reglamento especifica que en caso de duda, hay que dejar seguir la jugada. Los árbitros generalmente hacen lo contrario y es evidente que esta jugada es el más claro ejemplo de esta situación; los jugadores no están emparejados y emprenden la carrera a la vez, es para el linier imposible determinar si Pedro está más adelantado que Gregory, por lo que el procedimiento a seguir es no pitar.

¿Gol legal o ilegal? Creo que legal (sin entrar en si se sacó desde el lugar correcto la falta). ¿Robo? Ni mucho menos, exitosa aplicación del reglamento del fuera del juego.

Y con respecto a la utilización de la tecnología, personalmente lo veo inaplicable. ¿O acaso no hemos llegado al punto en el que todavía no hay acuerdo sobre jugadas que pasaron hace meses? Eso jamás lo cambiará un vídeo y significará una mayor polémica y acusaciones de manipulación de las imágenes.

Un saludo.

David dijo...

Quizás tengas razón, en muchas jugadas ni el vídeo confirma lo sucedido, pero en un porcentaje muy alto sí. Sobre la jugada en cuestión el arbitro acertó, ante la duda no se pita.

un saludo

jordiasturies dijo...

Si se aplicara siempre esa "ley no escrita" de, en caso de duda, beneficiar al atacante, no propondría uno esta pequeña tontería de reformar la regla del fuera de juego... ahí está la cuestión, que se aplica raramente, y cuando se hace, los entornos de los equipos "perjudicados" saltan indignados...

En cuanto al uso del vídeo, estoy de acuerdo con que es algo complicado de aplicar en el fútbol.

Así que posiblemente no nos queda más que acostumbrarnos a seguir viviendo con los errores arbitrales y las jugadas dudosas... son parte de la salsa del fútbol, qué le vamos a hacer.

La Croqueta Blaugrana dijo...

Yo no creo que sea nada complicado aplicarlo al fútbol. Se termina al jugada y si hay dudas al res`pecto dada su trascendencia en el marcador pues se acude al juez de video.Al estilo del rugby.

Dario dijo...

y un uso del vídeo limitado, tipo "ojo de halcón" en tenis. El entrenador, o capitán o alguien autorizado en cada equipo tomaría la decisión de someter a escrutinio la jugada, pero con una disposición limitada, 2-3 ó 4 veces en todo el partido, y así sólo se pediría y usaría en jugadas clave.

Sílvia dijo...

Hola!
El problema real va más allá de esta regla del juego. Se trata de generar dudas y controversia, todo con tal de seguir hinchando ese supuesto favor arbitral al Barça. Cuesta seguir viendo al R.Madrid por debajo después de tanto dispendio económico y el "sextete" aún no ha sido digerido por muchos. Peor para ellos. Nosotros, a la nuestra.
saludos. Buen post.
Sílvia

Anónimo dijo...

Heri,

Se deberia aplicar el mismo reglamento que se aplica para cuando el balon sale del cuadro..

si la circunferencia en su totalidad no esta fuera de la linea entonces es bola en juego...

si el jugador ofencivo no esta completamente atras del defensa.. entonce es bola en juego..

es ridiculo qque arbitros corten una jugada ofensiva por 1 o dos centimetros.. el jugador defensivo debe estar centrado en el juego y en la defensa no contando pajaritos en medio del partido .. es responsabilidad del defensa mantener al jugador defensivo por delante de ellos y asi no le roben la posicicon

jordiasturies dijo...

Una pregunta, una duda que igual ustedes me pueden solventar... esta regla no escrita de "en caso de duda, favorecer el espectáculo" ¿se debe aplicar también a los penalties? Si un árbitro duda que una caída de un delantero en el área rival sea fingida o producto de una infracción del defensa... debe pitar el máximo castigo?

La Croqueta Blaugrana dijo...

No lo creo. Me parece que el penalti es un castigo tan severo que hay que estar 100% seguros de que se ha cometido.

La regla no escrita que mencionas forma parte de una recomendación FIFA que se dió antes del Mundial de 1990 y que consistía que en caso de existir duda sobre la posición del equipo atacante no se debía señalar falta por el fuera de juego.

Gamón1984 dijo...

@ jordiasturies

Esa ley es para todo tipo de jugadas, en caso de duda el árbitro jamás debería pitar, ya sea un fuera de juego, una falt, un penalti o un fuera de banda.

Publicar un comentario

ZONA CULÉ © 2007-2010

IR ARRIBA